Renato Ibarra del Club América

Volvió Richard Sánchez y las contradicciones con Renato Ibarra

El famoso Cachorro se incorporó a las Águilas luego del período vacacional en el que estuvo tras Copa América.

La novedad es que se ha rumorado que Richard pudiera emigrar al viejo continente aunque para ello, tendrían que llegar con un carretas de billetes verdes para llevárselo siendo un indiscutible en el esquema de Solari. Mas allá de rumores surgidos en semanas anteriores, no se conoce oferta concreta sobre el jugador cuyo precio ronda los 7.5 millones de euros según Transfermarkt.

Sin embargo, no podemos descartar una posible salida puesto que queda la impresión de que a Fernando Madrigal se le trajo “por si las dudas” siendo que tenemos otras urgencias.

Ojalá que el Cachorro se quede aunque sea un semestre más que es de los pocos extranjeros que más o menos sostiene su nivel partido a partido y no anda en modo gitanazo como la mayoría.

¿Se quedará Renato Ibarra?

Unos dicen que si se vende a alguno de los Nicos (Glasstillo o Cristaletti), se abre la chance para el ecuatoriano de poder quedarse.

Otros manifiestan que el Big Boss Emilio sigue con el pulgar hacia abajo y mientras sea así, no tiene cabida en Coapa a pesar de entrenar con el primer equipo. De este tema ya hablamos un rato en el Podcast de Acceso Total. Resulta que tanto se quejaban muchos de Ibarra y sus centros (no me incluyo) y ahora sí es que sabemos lo que es no tener un mísero centrador medio fiable.

Lo que es un hecho, es que esta directiva no tiene idea de cómo vender, tema que Charly tocó a fondo en su columna “Sin capacidad para vender” y hace unos días también le tocó su ración al Santiago Malo en “Baños tiene que irse del América”.

Es una tristeza que faltando poco para el inicio del certamen no sepan dónde acomodar a jugadores de sueldos exorbitantes que no llaman la atención de nadie porque nunca juegan. Debería servir de lección para 1) no dejar que se secuestre al Club por los súper amigazos de la gestión pasada y 2) pagar altos sueldos solo a jugadores consagrados, si aún no demuestran y se ponen divos, que vayan a otro sitio.

Al final, la situación actual indica que se apostará (aunque sea forzado) a lo que Basster explicó en su columna sobre Continuidad y Reinvención.

El América ha tenido un mercado decepcionante por donde se le mire y no podrá evitar perder dinero. Los interesados posiblemente están ahí afuera, esperando que pasen los días para acceder a algún azulcrema malbaratado (incluso el América pagando otra vez parte del sueldo) porque en eso va a terminar esta historia. Van a jugar con la desesperación del equipo. Si Emilio o cualquiera de los que lo rodean no toman cartas en el asunto con el accionar de la directiva actual, seguiremos fritos.

Related Posts