NidoAzulcrema

Impaciencia, ese es el sentimiento que veo en muchos americanistas ahora que las siempre odiosas comparaciones han comenzado.

Es que es una realidad que el América de Antonio Mohamed aún no está enseñando su mejor juego o el que el equipo mostró cuando fue campeón en el Clausura 2013 y al inicio del Apertura 2013, pero también es verdad es que aún se está en lo normal de la situación.

Es que, para mí, está pasando lo que se esperaba, considerando todo lo que ocurrió en las últimas semanas.

Para empezar, está el cambio de técnico. Mohamed no tiene ni mes y medio en el club, es difícil pedirle que se esté al 100 por ciento cuando se está en el proceso de adaptación a su idea.

Miguel Herrera hizo un buen trabajo, aunque si consideramos que sufrió más eliminaciones vergonzosas que títulos, el cual el único que ganó se lo debe a Christian Benítez y al defensa de Cruz Azul que metió la pata para desviar el remate de Moisés Muñoz en el segundo final del duelo decisivo, entonces es regular.

Es muy seguro que el “Turco” se encontrara con vicios y cosas que no le gustan, por lo que tomará su tiempo el que se quiten y entren lo que él quiere.

Segundo, está el hecho de que no hubo pretemporada. Hay que recordar que el equipo por llegar a la Final sólo tuvo 10 días para alistar el presente torneo, mientras que otros clubes tuvieron hasta más de un mes. No es casualidad que tanto el América como el León estén mostrando un futbol menor al exhibido a mediados de diciembre.

Los dos equipos están agarrando fuerza y ritmo durante el torneo.

Tercero,los refuerzos. Para no variar, las Águilas contrataron a jugadores que vienen de lesiones o cuando el torneo ya estaba a nada de empezar, entonces los hombres que llegaron a hacer más fuerte al equipo juegan poco o ni han debutado.

En teoría, y esto muy en teoría porque en el pasado no ocurrió así, una vez que Andrés Ríos y Pablo Aguilar estén a tope tanto la delantera como la defensa serán más sólidas.

Cuarto, estamos en año mundialista. Esto puede ser contraproducente de varias formas: los llamados a la Selección, lo cual corta el tiempo de trabajo y gasta físicamente a los jugadores; estos están pensando en las dos cosas y varios parece que tienen su lugar seguro tanto en Coapa como en el Tri.

Un jugador siempre peleando el puesto no es el mismo que uno que sabe que pase lo que pase estará de titular.

Ahora, esto no significa que sea justificación en caso de fracasar en el torneo. Desde el primer día de Antonio Mohamed, las Águilas tienen que ir en línea ascendente aunque sea de a poco, para llegar a tope en el momento más importante.

Si pasan las jornadas y el equipo no está jugando mejor entonces sí es momento de presionar mucho más y preocuparse y trabajar triple porque algo, o muchas cosas, no está bien.

Llegando la Jornada 17, los azulcremas tienen que tener su boleto ganado para la Liguilla al menos en los primeros cuatro lugares, entrar con todo a la “Fiesta Grande” y, obviamente, ser campeón, pues ya se tuvo el tiempo y forma para superar estos problemas y lograr el objetivo.

Cualquier otra cosa es un fracaso vergonzoso.

Repite error

Hablando del “Turco”, siento que está cometiendo un grave error, mismo que Miguel Herrera hizo: confiar en jugadores que no tienen el nivel.

Es que miembros del 11 titular están bajos de nivel y por nada los mueve. Ejemplos claros está Oswaldo Martínez, quien sólo salió por lesión, Juan Carlos “Negro” Medina y Francisco “Maza” Rodríguez.

Juan Carlos Valenzuela es otro, aunque éste seguramente será el “sacrificado” para que Pablo Aguilar entre de titular.

Si Mohamed quiere que las Águilas alcancen su nivel más rápido, debe de romper con las jerarquías, que sí existen aunque las nieguen, y darle oportunidad a miembros ya sea de la banca o Sub 20 que traen seguramente más ganas de destacar y ganarse el lugar.

Entiendo que mandar a varios a la banca puede traer problemas pues podría significar el perderse el Mundial, pero Mohamed debe tener los pantalones para controlar la situación y su deber es ver que el América juegue bien, no la Selección.

Por el momento me despido recordándoles que toda opinión es bienvenida.

Escrito por PETE

Source: 6