Sin posesión somos presa fácil

El invicto se esfumó contra Toluca de manera inesperada y estrepitosa. Es cierto que los Diablos son un equipo de cuidado que viene jugando bien y que tiene en Sambueza un tipo al que no le pasan (ni pesan) los años. ¡Cómo me gustaría que tengamos uno así!

Sin embargo, lo que ocurrió con el América no se puede simplificar culpando a uno o dos nombres o “el parado de Solari”.

El resultado de un partido siempre es un cúmulo de decisiones: desde quienes juegan hasta cómo se ubican en el césped pasando por las acciones individuales de cada uno de los involucrados, sea el DT, los titulares o los suplentes…

Related Posts