#OneShot: Poca fe para Diego

En sus #TresShots publicados en nuestro Acceso Total, mi colega Slash tocó tres temas: Nico Castillo, sobre lo cansino que puede llegar a ser cierto sector del americanismo y la llegada de Diego Ramírez.

De los tres, quiero enfocarme en uno, en la llegada de Ramírez como supuesto Director de Desarrollo Deportivo.

Los medios de comunicación indican que se encargará de ser el puente entre el vende espejos de Raúl Herrera y el Primer Equipo, así como darle seguimiento a posibles refuerzos, tanto nacionales y extranjeros, para que luego Baños no los pueda adquirir. Pero no me voy a repetir, ya que la patética gestión de Baños ya la toqué en mi columna “Sin Capacidad de Vender”.

Pero regresando a Slash, comentó que no está a favor de que siga habiendo gente cercana a Miguel Herrera en Coapa. Cosa que comparto, ni Baños, ni Adame, ni nadie de ese grupito debería estar en América. Cuando un ciclo se acaba, lo mejor es limpiar la casa. Es lo más normal y cualquier persona que sea parte de un equipo de trabajo sabe que si se va la cabeza, el resto también está condenando.

Pero extrañamente Azcárraga le tiene mucha fe a Baños, y éste a su vez ha mantenido gente que debería estar en Monterrey. Sin embargo, más allá de lo que comenta Slash, la llegada de Diego Ramírez no termina de convencerme por otros motivos.

Es un personaje con poca experiencia en temas administrativos, seguramente tendrá algunos estudios, pero si tu carta de presentación es que fuiste del cuerpo técnico de Herrera y que tu papá es Chuchito Ramírez, no augura nada bueno. Y hablando de Chuchito, uno de los peores entrenadores en la historia del Club, espero sinceramente que su hijo no tenga esos aires de grandeza. Chucho, como directivo, ha destruido a Pumas, cosa que se le agradece, pero ojalá su hijo sea más capaz y menos soberbio.

En Twitter leí varios comentarios de aficionados Azulcremas pidiendo confianza para Diego, que lo dejemos trabajar porque ¿Qué tal si sale bueno? Y mi respuesta es, América no está para darle oportunidad a gente sin experiencia, América está para traer gente capaz y probada.
A ver si no termina Baños y compañía corridos como Peláez, que ni sus cosas le dejaron sacar.

Related Posts