NidoAzulcrema

Escrito por César

¡Ha llegado la hora! Es semana de Clásico y el equipo no podría estar pasando por peor momento.

Muchos han señalado al Turco como único responsable, pero queda claro que los jugadores no están poniendo entrega sobre la cancha. Este será, sin lugar a dudas, el partido más importante de la etapa de Mohamed al mando de los Azulcremas. No es sólo porque la historia del Club así lo exige, sino porque a mi parecer, el Turco estará definiendo su futuro como técnico americanista.

Para su mala fortuna, todo dependerá de un grupo de jugadores con grandes limitaciones y poca entrega. Si bien es prácticamente imposible cambiar la dirección del equipo en una semana, Mohamed deberá ser capaz de motivar a su equipo y por lo menos mostrar un cambio de actitud el próximo fin de semana. Me queda claro que esperar a un equipo ofensivo y espectacular es pedir demasiado; a estas alturas solo queda asegurar resultados y buscar a como dé lugar la clasificación a la liguilla.

Una derrota frente a Chivas podría sin lugar a dudas finiquitar la estadía del Turco al frente del equipo. Claro, es la decisión lógica y la más sencilla. Lo que no me queda claro es si un nuevo cuerpo técnico traería cambios dentro de la cancha o ¿será que Osvaldito seguirá siendo titular? Siendo sinceros, en estos momentos me conformaría con un cambio de actitud por parte del plantel.

Si nos olvidamos un poco del desempeño del equipo y nos vamos a la tabla general, tanto América como Chivas cuentan con 17 puntos, en 7mo y 8vo lugar respectivamente. Dado a que Santos y Xolos cuentan con la misma cantidad de puntos, lo más lógico sería que tanto Águilas como Chivas salgan en busca del triunfo, el empate no favorece a ninguno de los dos equipos. Espero que esto se vea reflejado en la cancha y se note esa hambre de triunfo que tanto ha hecho falta, solo así podremos tener un buen espectáculo.

Es así que el próximo domingo se presenta la oportunidad ideal para corregir el rumbo. Ya no hay nada que perder y los Azulcremas deben estar claros de esta situación. La afición ya está cansada de las derrotas y las falsas promesas de las ruedas de prensa, aunque lo más insoportable es ver a un equipo sin ganas y sin garra. Sacar los tres puntos será indispensable para recuperar la confianza de la afición y así comenzar la etapa de reconciliación.
Source: 2