NidoAzulcrema
Miguel Arturo Layún Prado.
Miguel Arturo Layún Prado.

La siguiente columna está escrita por Ulises. Uno de los aficionados a NidoAzulcrema que se puso en contacto con nosotros a través del formulario publicado hace unos días. Venga, Ulises.

Córdoba, Veracruz. 25 de junio de 1988, nace Miguel Arturo Layún Pardo, poseedor de doble nacionalidad, (México – España), debuta en el torneo clausura 2007 para Club Veracruz y luego de un paso fugaz por la serie A del futbol italiano, se viste de águila para el torneo Bicentenario 2010, bajo del mando de Jesús Ramírez, siendo polémica su contratación por el fracaso en Italia y su poca aportación en su paso en el club veracruzano.

4226839072_42bac487fb_o

Pasando por más pena que gloria, cuando todos pensaban que su salida del club era inminente por el mediocre nivel mostrado, su carencia de recursos futbolísticos y pese a las constantes críticas que lo llevaron a ser incluso famoso en las redes sociales por el, hasta hoy muy mencionado hashtag “todoesculpadelayun”, para el torneo Clausura 2012, llega Miguel Herrera a la dirección técnica y lo ratifica como titular indiscutible en su inamovible y particular línea de 5, donde poco a poco fue haciéndose indispensable en ese sistema.

Con toda la presión cargando en su espalda por lo que representa, como él mismo lo llamó, el Club más importante de México, la prensa, las redes sociales y sobre todo el ataque, incluso a veces demasiado directo de la afición, supo sobreponerse, por momentos más con corazón que con futbol, corriendo sin parar por toda su banda, barriendo y sudando hasta morir la camiseta, que hasta ese momento era muy grande para él.

4933247097_ac094081dc_o

Bien mentalizado y con una siempre excelente actitud, se hizo dueño de la banda izquierda, haciendo recorridos como pocos y afinando el último toque, que tanto trabajo le habían costado. Ya con un poco más de confianza en su trabajo, llegaron los goles, gracias al estupendo tiro de media distancia, haciendo de él un jugador mucho más completo, alcanzándole además para ser seleccionado mexicano.

Siendo ya un ejemplo de superación personal y profesional, se consagró con el histórico penal para el último campeonato americanista en el Clausura 2013, convirtiéndose así en una indiscutible figura para el equipo y la afición, demostrando el amor por la camiseta, (teniendo en cuenta que no es canterano) y siendo también del gusto del nuevo técnico Antonio Mohamed.

8897659087_816fe3b82e_z

Ante esto, surgen algunas preguntas entre los aficionados americanistas, ¿podrá Layún estar a la altura de los grandes que han hecho del América lo que es actualmente?, ¿Le alcanzará lo hecho hasta ahora para escribir su nombre con letras de oro en la historia del Club?, ¿Nos acordaremos de su nombre cuando venga a nuestra mente los nombres de Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Cuauhtémoc Blanco, por mencionar algunos? y la más importante, ¿Será Layún ya un referente americanista?