La Gran Historia de Superación de Miguel Layún

Desde hace más de una década entramos en la época del “bullying cibernético”, donde ya los insultos, las burlas y la violencia psicológica dejó de ser exclusivamente presencial y se puso al alcance de cualquier persona que tuviera una computadora, celular o tablet, convirtiéndose en mercenarios de cualquier tipo de personas, desde gente común y corriente como todos nosotros, hasta celebridades de todo tipo, y el ámbito del futbol no es la excepción.

Si tuviéramos que utilizar como referencia a un futbolista contemporáneo, para saber los alcances del bullying, sin duda Miguel Layún es probablemente el jugador que más caña tuvo que soportar durante muchos años, y no hablamos únicamente de la crítica deportiva profesional o los reclamos de los aficionados inconformes de su equipo, aquí nos topamos contra un abuso generalizado y dirigido directamente contra un tipo que, si bien sus limitaciones futbolísticas eran más que evidentes, estaba lejos de merecerse tal cantidad de insultos durante tanto tiempo.

Las primeras noticias que México tuvo sobre Miguel Layún fue cuando el veracruzano (quien entonces era un completo desconocido) de alguna forma logró llegar a la Serie A italiana con el Atalanta, donde tuvo muy poca participación, pero que fue suficiente para llamar la atención de los medios mexicanos, que con esa tradicional pericia que tienen, inmediatamente lo inflaron y lo ensalzaron, ya que era el primer mexicano en jugar en el futbol italiano (por lo menos en su división de honor). Todos estos reflectores ayudaron a que Miguel se cotizara (mas por fama que por talento) y provocaron que éste llegara unos meses después al América.

Desde la llegada de Layún a las Águilas del América para el torneo Bicentenario 2010, fue muy obvio que el defensa no era lo que el cuadro azulcrema necesitaba…

Related Posts