NidoAzulcrema
Los tiempos han cambiado.
Los tiempos han cambiado.

A veces me pregunto qué tanto me identifico con el América actual.

Los últimos años han sido positivos en cuanto a títulos conseguidos pero no puedo evitar sentir que hay una pieza del rompecabezas que hace falta.

Es por eso que me gustaría contarte lo que me transmiten las Águilas de hoy en día para saber si coincides o tienes otro punto de vista al respecto.

Crecí viendo última etapa de Zague como goleador azulcrema.

Me tocó disfrutar de la magia del siempre genio Cuauhtémoc.

Fui testigo del debut de ese chico de la melena que respondía al nombre de Guillermo Ochoa y que regalaba lances que rayaban en lo imposible.

Otros tardaron en surgir aunque finalmente aparecieron. Hablo de Diego Reyes. Un defensor central con clase y la técnica suficiente para salir con balón controlado. Muy por encima del promedio de centrales que se producen en México.

El siguiente fue Raúl Jiménez. Un delantero tan letal por aire como por tierra que emigró justo cuando más brillaba con las Águilas.

¿Qué tienen en común estos personajes?

Todos surgieron en las entrañas de Coapa.

No importaba quienes eran los otros diez. Siempre hubo un representante hecho en casa que nos diera alegrías y defendiera nuestro escudo como cualquiera de nosotros lo haría.

Pero los tiempos han cambiado.

La fórmula del éxito que cuenta nuestra historia de apostar por las fuerzas básicas y apuntalar con cinco extranjeros de calidad ya no existe.

Si reviso la alineación actual de las Águilas veo lo siguiente:

  • Moisés Muñoz (no nacido en Coapa)
  • Paul Aguilar (no nacido en Coapa)
  • Paolo Goltz (argentino)
  • Pablo Aguilar (paraguayo)
  • Miguel Samudio (paraguayo)
  • Javier Güemez (no nacido en Coapa)
  • Osvaldo Martínez (paraguayo)
  • Rubens Sambueza (argentino)
  • Andrés Andrade (colombiano)
  • Darío Benedetto (argentino)
  • Oribe Peralta (no nacido en Coapa)

Y los cambios más frecuentes:

  • Michael Arroyo (ecuatoriano)
  • Darwin Quintero (colombiano)
  • Daniel Guerrero (no nacido en Coapa)

Confieso que todavía me parece extraña la ausencia de algún representante nacido en las inferiores.

¿Es normal que no haya un solo elemento formado en Coapa entre esos catorce?

Si bien la gran mayoría de los titulares de la actualidad son elementos profesionales, siento que hace falta alguien de casa como dictaba nuestra vieja tradición.

Tampoco es mi idea subirme al tren de la nostalgia y volver a esos tiempos.

El fútbol es un deporte globalizado en el que las fronteras geográficas son cada vez más débiles en donde lo único que importa es ganar y aumentar la cantidad de trofeos sin importar una posible pérdida de identidad.

No me quejo. Los títulos del 2013, 2014 y 2015 son bienvenidos y nos consagran como el más ganador del país tanto a nivel nacional como internacional.

Sin embargo, aún tengo esa sensación de que con uno o dos jugadores hechos en Coapa se disfrutaría aún más del paso positivo conseguido en los últimos años.

Es verdad que al final todos los nombres en la espalda son aves de paso. Pero también es cierto que muchos de ellos son los que en su momento le dan identidad a una institución. Y en el América actual, aún no encuentro con quien identificarme.

Admiro a un par de ellos por su entrega para con mi camiseta, pero me sigue faltando aquel a quien pueda señalar y decir:

Ese es de los nuestros.

¿Y tú?

¿Te sientes cómodo con el diseño del plantel actual?

¿Te gusta esta nueva filosofía de contratar a cuanto extranjero y naturalizado se pueda con tal de seguir ganando títulos de forma frecuente?

¿Con quién de estos jugadores te sientes identificado?