Estamos en buenas manos: hablemos de Agustín Marchesín

Publicado por Slash (May 26, 2019) en Slash

Un ídolo moderno.

Aún recuerdo cuando empezó el rumor. Moisés Muñoz era el consentido de la parcialidad azulcrema y pensar en reemplazarle era un acto de traición para más de uno con el héroe del 26 de Mayo.

Tampoco Marchesín ayudó en la causa: meses antes había declarado que no jugaría para el América debido a que no sentía que en Coapa «jugaran con el corazón». Claro está que en aquel entonces no había probado la condición azulcrema y la pasión que rodea al equipo. Habría que preguntarle ahora si siente lo mismo.

La idea de sustituir a un decadente Muñoz por un arquero de menor edad y superiores cualidades en el arco me gustó. La combinación de un físico flaco y desgarbado pero ágil y espectacular me resulta seductora para la portería por lo que el anuncio de su fichaje me trajo alegría, pues en América debemos tener a los top que podamos del continente y Agustín es uno de ellos.

Su comienzo no fue fácil. Como si el karma estuviese involucrado, al principio le anotaron solo golazos. Tiros que desafiaron la puntería habitual de nuestro rivales frustraron una y otra vez a nuestra figura con ganas de mostrar su valía.

Tras la tormenta inicial, Marchesín retomó nivel y voló bajo los tres postes. Pero como toda aventura, hubo momentos duros. Lo bajaron del último mundial porque los argentinos son inigualables para lapidar a los suyos. Marche comenzó con excesos de confianza hasta que le costó un gol ridículo ante Necaxa.

Confieso que odié el episodio con el juvenil en aquel fatídico entrenamiento. Sentí que algo se rompió. Es como si me hubiera dado igual si se iba o se quedaba, el «click» se terminó.

Sin embargo, somos todos humanos y nos equivocamos a diestra y siniestra. Marche ofreció disculpas y aunque el Azteca tardó un par de semanas en perdonarle, el episodio quedó en el baúl de los recuerdos.

En los últimos meses, el nacido en Buenos Aires se ha consagrado como un ídolo moderno. Sus lances, temperamento y dotes de líder lo hacen hoy día un jugador invaluable en el once azulcrema. Está comprometido con la causa y no tiene planes de cambiar de equipo en el futuro próximo.

Sus actuaciones no pasaron desapercibidas en tierras pamperas por lo cual volvió a la selección con chances reales de mantenerse en el equipo de la próxima Copa América.

Con escasos 31 años, en su mejor nivel azulcrema y salvo que tu opinión sea distinta, considero que nuestra portería no podría estar en mejores manos que las de don Agustín Marchesín.

El sistema de comentarios está inestable. Seguimos investigando las causas. Puedes intentar borrar la caché de tu navegador tanto de móvil como de escritorio e intentar recargar un par de veces la página. Disculpa las molestias.

Somos NidoAzulcrema. La casa de la afición más exigente de la red.

NidoAzulcrema.com 2007 – 2019.