NidoAzulcrema

El Clausura 2014 llegó a su mitad y para decepción de los aficionados azulcremas, donde me incluyo, las Águilas están muy lejos del nivel deseado y van que vuelan a un fracaso en el torneo.

Tras 10 jornadas, el América tiene la nada envidiable cantidad de 15 puntos, los cuales fueron obtenidos por 5 triunfos por igual número de derrotas.

Gracias al muchas veces mediocre futbol mexicano, están en zona de calificación y muy seguramente se meterán a la Liguilla, aunque sería una gran fortuna pasar de los Cuartos de Final con lo que han mostrado hasta ahora.

El momento azulcremas está siendo justificado por el cambio de entrenador y a la falta de pretemporada. Me parece que esto era aceptable en su momento, pero ya pasaron 2 meses desde que inició el torneo, como que ya tendrían que tener una mayor idea de lo que desea Antonio Mohamed y para estar en forma.

Para mí, hoy todos son culpables del porqué el América está así, comenzando por los jugadores. Se me hace inaudito el poco profesionalismo de los que están en el campo.

Francisco “Maza” Rodríguez es uno de los principales. No sólo está en un nivel bajísimo sino que además daña al club con sus tonterías. ¿Cómo es posible que durante un partido tan importante como contra Pumas suelte un cobarde rodillazo a un compañero de profesión y deje al equipo con 10?

Rubens Sambueza pese a ser el mejor del plantel hay que tratarlo como niño chiquito. ¿En verdad se necesita estarle diciendo seguido a un hombre adulto que se le paga para jugar y no para pelearse con los árbitros?

Juan Carlos Medina es una verdadera calamidad. Desde el Repechaje mundialista con Nueva Zelanda, que eso fue hace 16 partidos de liga, se puede contar con los dedos de una mano los buenos pases que ha dado. Estoy seguro que nos sobrarían dedos.

Osvaldo “Estorbito” Martínez sigue en su mismo mediocre nivel y es incomprensible que siga jugando. En esta temporada ha salido de cambio en todos los partidos donde inició de titular.

Raúl Jiménez es ya una desesperación, falla demasiados goles y pases. Parece que el tanto de chilena ante Panamá y todos los elogios que recibió por ello le hicieron más daño que beneficio.

Juan Carlos “Topo” Valenzuela había tenido buenas actuaciones, pero lleva varias semanas regalando coberturas y goles que obviamente los rivales aprovechan.

Solamente para no ocupar mucho más espacio no le sigo, pero los demás jugadores no son ninguna maravilla y sólo se salvarían Paul Aguilar y Sambueza, claro, cuando éste decide ponerse a jugar.

Varios están pensando más en el Mundial que en el equipo. Caray, está bien que algunos tengan parte de la mente en Brasil 2014, pero tienen que recordar quién les paga.

El entrenador menos se salva y está decepcionado principalmente por una razón: falta de pantalones.

Como mencionamos, hay jugadores que no deben estar
en el campo y los sigue poniendo, para mí es que no se atreve a sacarlos pues con el Mundial tan cerca podría meterse en un gran problema de vestidor.

También cabe que le estén imponiendo a los jugadores por el Mundial. Si esto fuera el caso, debería renunciar por ética.

Hay una tercera opción: que en verdad crea que tiene buenos jugadores, lo cual sería un error que le costará.

No ha tenido los tamaños para ya poner la formación que él desea. Dice que va poco a poco, pero yo sigo viendo el 5-3-2 y las mismas cosas que hacía el “Piojo”. Ha de temerle que si fracasa lo culparían por moverle, sin embargo, está pasando que por no moverle no se entiende con los jugadores y está fracasando. Sería mejor arriesgarse con su estilo.

Si no cambia, más temprano que tarde dejará el banquillo azulcrema sin haber intentado nada diferente.

La directiva ha de estar hecha un caos. Como sabemos, Ricardo Peláez está en la Selección Nacional y no pusieron a nadie en su lugar, es decir, no hay quien tome una decisión en lo deportivo.

Aunque, para mí, el principal culpable del mal momento del América es del dueño Emilio Azcárraga. Prefirió no gastar en el club y prefirió el negocio Selección Nacional y Mundial sobre el equipo que su padre hizo grande, y eso pensando que le pone atención a la escuadra pues ha tenido varias broncas últimamente.

Azcárraga quitó al entrenador, al directivo, los jugadores están divididos en dos y sintiéndose los héroes nacionales, lo cual obviamente ha pesado.

Está más que bien que se dedique a tratar los problemas que tenga su empresa Televisa, pero el América debe generar el suficiente dinero para sostenerse y para contratar mejores jugadores que los que han llegado. Las Águilas buscan barato y eso también está costando.

La falta de gol, uno de los problemas más mencionados en el equipo, se debe a que hay jugadores de medio pelo para abajo y eso es porque no se quiso gastar en mayor calidad.

Por ejemplo, se vendieron a Christian Benítez y a Diego Reyes en el verano pasado, fueron como 15 millones de dólares, ¿a dónde fue ese dinero si llegaron casi gratis Luis Gabriel Rey y el “Quik” Mendoza?

Ojalá que todos en el América recuerden rápido la grandeza de la institución, tan veloz como lo olvidaron en sólo 3 meses.

Por el momento me despido y les recuerdo que toda opinión es bienvenida.

Escrito por PETE
Source: 3