NidoAzulcrema
Goleados por el Puebla, sí, el Puebla.

Estamos en caída libre y el paracaídas está atascado. Seguimos sin levantar el vuelo y cada partido es peor que el anterior.

Puebla parecía un rival para cuando menos volver al triunfo y de pronto íbamos 3-0 abajo sin que los poblanos hicieran más que aprovechar los cráteres en la defensa de papel que tenemos hoy en día.

Enrique Meza –como tantos técnicos–, dio una lección de estrategia al Piojo. Con todo y lo limitado del equipo poblano, Meza hizo lo que sabe que desespera al América: replegarse atrás y aprovechar la deficiente marca de la improvisada defensa americanista.

¿Que por qué improvisada? Paul es todo menos lateral. Su nuevo rol es de clavadista berrinchudo. Vargas es una avenida, Bruno busca con quien pelear y Aguilera con barridas carniceras cuando la desesperación le rebasa.

La semana pasada comenté que el Piojo es responsable pero no menos culpables son los jugadores. ¿Quién de los que estuvieron adoptó un rol de liderazgo y cargó con el equipo? Ninguno. El más cercano fue Ibarra que no dejó de intentarlo, pero líder no es.

¿Y qué me dices de nuestro flamante capitán? Otro partido sin goles pero Herrera dice que aporta actitud. Lástima que este deporte se juegue a goles. Si no, seríamos campeones del mundo.

En la banca tenemos un tipo que culpa al sol, luna, estrellas y galaxias lejanas de todo lo que nos pasa. Él no se equivoca. Los jugadores son una partida de inútiles que no se enteran de nada.

Por tanto, no sorprenda nuestra situación actual. En la cancha no hay líderes y el que está fuera cree que nos hace un favor al estar en el banquillo porque su lugar es el de seleccionador nacional #yeahRight.

Estamos a tiempo de rectificar el camino y hacer una liguilla más o menos digna. Para ello, vamos a necesitar un nuevo nombre en el banco.

Miguel Herrera no puede ser más técnico del América.

PRIMER TIEMPO

Lo perdíamos desde temprano. La jugada inició por el costado izquierdo de Puebla donde Paul, fiel a su costumbre, no estaba en su posición. Esto obligó a Bruno a tirarse a la banda dejando descompuesta la zona central. Acuña recibió a la entrada del área y tocó para el boliviano Chumacero que se sacó a Guido y Aguilera con un amague y la colocó pegado al poste ante el estéril lance de Marchesín. Uno a cero al 6’…

Al 21′ nos seguían dando toque. Esta vez fue Acuña el que remató de volea una vistosa jugada con la fortuna de que salió por encima. Herrera se dio cuenta de la horrenda idea que fue poner a Ibargüen detrás de Oribe y lo hizo cambiar de posición con Láinez.

Los minutos transcurrieron pero al arquero poblano no lo despeinábamos ni por error. Tampoco es que se pueda hacer mucho cuando Ibargüen se esconde, Lainez recibe de patadas y Oribe es incapaz de controlar un balón mas o menos a modo.

El primer tiempo fue soporífero y no hubo sonido más agradable que el silbatazo para un descanso de 15 minutos más merecido para los que seguíamos el partido que para los que estaban dentro de la cancha.

SEGUNDO TIEMPO

Entró ‘Wero’ Díaz y se fue Vargas nada mas arrancar el complemento. Un cambio emocionante, dijo nadie, nunca.

Qué mal estaremos a balón parado que los últimos tiros libres los han cobrado Marchesín y ahora el Wero. Nadie le puede culpar por intentarlo pero cuando alguien que juega cinco minutos por partido pide la esférica sin que nadie de los que están adentro intente quitársela habla de la nula confianza que hay entre los atacantes.

Sabíamos que este partido estaba perdido al 60′. Guido perdió la carrera en velocidad y Tabó abrió para derecha ante la pasividad de Bruno y Aguilera que fueron víctimas de una pared sencilla y posterior definición de Omar Fernández.

Uribe nos recordó que estaba en la cancha al 62′ cuando recibió el segundo cartón amarillo tras aplaudir en la cara del árbitro y luego fingir que lo habían robado cuando la repetición le dejó bastante retratado. Si alguien ha visto al Mateus de Cruz Azul, favor de avisar.

Joe Corona entró a cambio de un infumable Ibargüen al 64′ para intentar componer quién sabe qué. América estaba roto por doquier y ningún cambio iba a arreglar lo que claramente se había convertido en un concierto de rabia y desesperación de la parcialidad azulcrema.

Al 72′ hubo conato de bronca en la portería donde Bruno intercambió codazos y derechazos con algún poblano aunque el árbitro no quiso echar a ninguno.

Pablo González marcó un recontra golazo al 79′ al aprovechar el balón al espacio y hacerle doble faena a Aguilera previo remate de zurda que dejó como estatua a Marchesín. Tres cero y fiesta en la Angelópolis.

Ibarra marcó el de la honra en tiempo complementario tras ágil carrera en la que dejó a tres hombres en el camino y definió por abajo ante la salida del arquero. Bien merecido para el ecuatoriano que con defectos y cualidades, no dejó de insistir por su costado.

ESTADÍSTICAS

RENDIMIENTO

Agustín Marchesín

MAL

Poco que hacer en los tres goles. En otra noche de mayor inspiración sacaba por lo menos el segundo. No debe confundir carácter con reclamar todo. Ya tenemos al entrenador para eso.

Paul Aguilar

MAL

La autopista favorita del fútbol mexicano. El primer gol en contra se derivó de no regresar a tiempo como ya es costumbre. Adelante cambió los centros por los clavados. Llegará como estrella a los balnearios de verano.

Bruno Valdéz

MAL

Otro que piensa que carácter es intercambiar golpes con los adversarios. Las coberturas y anticipaciones quedaron para mejor día que le hicieron trizas en velocidad.

Emanuel Aguilera (81')

MUY MAL

Su peor partido como azulcrema. Fue superado una y otra vez y le perdonaron la roja tras temeraria barrida por detrás. En el fútbol se puede ganar o perder, pero hay que ser leal con las entradas.

Carlos Vargas (46')

MAL

El típico cambio del cuarenta y seis. Debería pedir a su representante buscar acomodo en otro equipo que en Coapa le van a sepultar la carrera. De un central que iba de menos a mas tenemos a un “lateral” que dejó en claro hace mucho que no puede en esa posición.

Guido Rodríguez

REGULAR

No puede solo. Al final ya arrastraba las piernas de tanto perseguir a los rápidos volantes poblanos. Es difícil perseguir si te toman de contra todo el partido. Pudo intentar un par de remates pero fueron a la tribuna.

Mateus Uribe

MUY MAL

Irreconocible. Ya se veía en Europa y la realidad es que con este nivel se va a quedar de este lado del mundo muchos años. Como empiece con aquello de jugar bien un partido y perderse cuatro o cinco ya le podemos dar las gracias. Este Mateus apagado y reclamando todo no sirve.

Renato Ibarra

BIEN

No siempre es el más fino para conducir pero no hay ocasión donde no busque terminar la jugada, centro o disparo, pero se intenta. Si bien su gol fue para hacer más decoroso el marcador, fue una buena muestra de habilidad de su parte. Le urge un socio, normalmente está en lo que llamamos “solo contra el mundo” por el costado derecho.

Andrés Ibargüen (64')

MAL

Decepción absoluta. Ahora que Jérémy y Cecilio están fuera de combate, tendría que haber cargado con la responsabilidad del equipo. Es hábil, tiene velocidad y gambeta, pero le falta decisión. Jugó poco más de una hora pero es como si no hubiera estado.

Diego Lainez

REGULAR

Ya no temen hacerle duras entradas como hace un año. Los rivales no se dejan pintar la cara tan fácil y buscan aplacarle. Es el único que intenta hacer algo distinto aunque su misma juventud le hace revolucionar las piernas y perder precisión en la jugada definitiva.

Oribe Peralta

MAL

Sin comentarios.

SUSTITUCIONES

Alejandro Díaz (46')

REGULAR

Seguimos con el cuento de “ser ofensivos” colocando un segundo nueve. Alex lo intenta y lucha pero es complicado cuando no le queda un balón a modo y encima rodeado de poblanos por doquier.

Joe Corona (64')

REGULAR

No había nada que pudiera arreglarse con 2-0 en contra y un hombre menos. Se suponía que entró a auxiliar a Guido pero apareció poco.

Edson Álvarez (81')

REGULAR

Entró para evitar que Puebla hiciera el cuarto considerando que Aguilera era un cheque al portado al borde de la roja.

LÍNEA POR LÍNEA

  • Portería
  • Defensiva
  • Contención
  • Creación
  • Definición
  • Dirección Técnica
0.9

Comentario Final

Más vale que en Coapa logren abrir el paracaídas o el aterrizaje será más que forzoso.

Miguel Herrera no puede continuar como timonel americanista. Si hemos de intentar algo este torneo, hay que dar el golpe de timón cuanto antes. Sobre aviso no hay engaño.