En búsqueda del nuevo DT dice el comunicado… será una pista

Un nuevo comienzo… es lo que viene inicialmente a la mente tras el anuncio de tan ansiado comunicado, porque el puesto vacante no puede quedar paralizado y llega el simple efecto de imaginar al próximo timonel para el conjunto Azulcrema.

El perfil para cubrir, lo que dicho sea de paso puede ser la gloria o el mismísimo apocalipsis, pasa de una tarea sencilla a algo más complejo al tocar características, valores y expectativas al plantearse elegir un DT.

Si hay un principio más determinante en un CANDIDATO antes que su nombre es saber si cuenta con el TEMPLE para tomar el mando y afrontar que más allá de cumplir con una lista precisa de la directiva. Requiere la capacidad para soportar un banquillo tan caliente, al ser el nuevo espécimen a analizar por medio mundo.

Representar y llevar a lo más alto a la institución se dice fácil, aunque implica una labor titánica a desempeñar dado que el proyecto pasará por una “reestructuración” y continuará con la misma política de fichajes de austeridad, a sabiendas de que consiste en desarrollar jóvenes y promesas para finalmente venderlos al mercado europeo.

En teoría existen pocos afortunados ante la misión, pero no lo es todo, ya que tanto dentro como fuera de la cancha debe ser ejemplo de voz y acción para comandar, coordinar y optimizar lo que hoy sabemos son las ruinas de un plantel de jugadores desmoralizados y aburguesados.

Aspiramos a un entrenador que imponga firmeza, congruencia y pueda luchar cuidadoso a pesar de la adversidad, especialmente que entienda dónde está parado para levantar con tacto y sin sobresalto a quienes lo han de ver como autoridad.

Lo más claro y difícil a la vez es dimensionar un reto de este tamaño, sea un estratega experimentado o un principiante porque si algo es seguro es que estas oportunidades difícilmente se vuelven a presentar, y si bien conocemos el habitual carrusel de DTs en nuestra liga, no estaría de más pensar en alguien fresco en ideas (nuevo en este fútbol), complicado pero no imposible.

También cabe la posibilidad anhelada de un estratega con pasado Europeo a pesar de que luce complejo entre la crisis sanitaria y una directiva que torpemente se desprende de jugadores y cierra refuerzos.

La verdadera dificultad al ser DT del Club América finalmente está en complacer cuando de gustos se trata en credenciales y las condiciones que conlleva aceptar que todo cuenta, además de adaptarse a un plantel medianamente armado de no haber grandes cambios.

Se enfatiza entonces, en este momento, quién tiene las bases para ser lo suficientemente maduro respecto a dirigir y dar resultados positivos pero el gusto y audacia en fomentar el crecimiento de los muchachos.

Ahora, queda armarnos de paciencia ante un nuevo ciclo porque la exigencia no cambia, las expectativas existen y soñamos con una época fructífera para lograr retomar el vuelo.

El cambio es la oportunidad para dejar atrás la incertidumbre y dar paso a una decisión clave que la CONFIANZA contesta y el TIEMPO pone en su lugar, así que “No puedes regresar y cambiar el comienzo, pero puedes comenzar donde estás y cambiar el final” (C.S.Lewis).

De estar disponible habrá quien con su trabajo constante tenga el respaldo necesario para aterrizar un verdadero proyecto. ¿Qué prefieres? ¿Un DT nuevo que no haya pisado Coapa? o ¿El regreso de algún viejo conocido considerando las circunstancias actuales?

—–

Muchas gracias a Mynahui, asidua forista en NidoAzulcrema.com quien se animó a compartir una nueva columna para la comunidad Azulcrema presente en este sitio.

Related Posts