Nos interesa tu opinión: ayúdanos y responde la Encuesta de Satisfacción NidoAzulcrema 2019.

El que nunca llegó #010

Publicado por Basster (Oct 14, 2019) en Contenido Exclusivo

Duvier_riascos_America No todos los rumores son ciertos

El en esta ocasión, analizaremos el caso de un jugador que pintaba para convertirse en una estrella más de la élite del fútbol mundial, y que estuvo muy cerca de convertirse en jugador americanista, sin embargo, situaciones extra cancha le pusieron un freno de mano a su carrera desde temprana edad, hablamos del atacante argentino Diego Buonanotte.

Surgido de las fuerzas básicas del modesto club Renato Cesarini de Argentina, Diego se desempeñaba como media punta en River Plate, donde de la mano de entrenadores como Daniel Passarella y Diego Simeone, fue dando muestras de su gran talento para conducir la pelota, gracias a la picardía que suelen mostrar los jugadores de baja estatura (le decían “El Enano”), además de ser un gran asistidor y anotar muy buenos goles, teniendo también el palmarés de haber sido parte del seleccionado olímpico argentino que ganó la medalla de oro en las olimpiadas de Pekín en 2008.

Después de tener muy buenas temporadas con River y un futuro brillantísimo, fue entonces que las Águilas del América decidieron contactar al cuadro argentino para hacerse de los servicios del joven delantero, con miras al torneo Clausura 2010 y armar una dupla temible con el paraguayo Salvador Cabañas. Las negociaciones iban muy avanzadas, sin embargo, el 26 de diciembre de 2009, Buonanotte sufrió un terrible accidente automovilístico en el que tres de sus acompañantes murieron, y por su parte, él tuvo una fractura de clavícula y humero, quedando fuera de actividad por varios meses, razón por la que los Azulcremas decidieron frenar de momento las negociaciones por el joven futbolista.

Un año después, la directiva americanista encabezada por el entonces presidente Azulcrema, Michel Bauer, decidió restablecer las pláticas con River Plate para nuevamente tratar de conseguir los servicios de Buonanotte, haciendo una oferta bastante seria, la cual  era cercana a los cuatro millones de dólares para que “El Enano” se convirtiera en Águila; sin embargo, América reconsideró su postura y decidió no ficharlo, toda vez que Buonanotte había bajado considerablemente su nivel de juego, perdiendo inclusive la titularidad en el cuadro argentino, dado que su recuperación tras el accidente (tanto física como psicológica) había sido muy difícil, haciendo todo el 2010 un año muy complicado para él, por lo que el cuadro mexicano cerró definitivamente las negociaciones por el delantero pampero.

Tras el accidente, la carrera de Diego Buonanotte no fue la misma, acumulando fracasos en diversos clubes europeos, llegando inclusive a jugar en la Liga MX durante un torneo con los Tuzos del Pachuca en 2014, teniendo un desempeño pésimo, por lo que decidió regresar a su natal Argentina con el Quilmes y posteriormente probar en el fútbol griego, donde ambas experiencias fueron nuevamente fracasos. Sin embargo, a partir de 2016, cuando fichó con la Universidad Católica de Chile, su carrera parece haber tomado un nuevo rumbo, teniendo temporadas bastante aceptables, por lo que, a sus 31 años, la historia profesional de Diego podría tener un final bastante digno.

No cabe duda que la vida de cualquier persona puede cambiar completamente en un parpadeo, y si Diego Buonanotte no hubiera tenido ese accidente de automóvil, probablemente América se hubiera hecho de un extraordinario futbolista y uno de los jugadores con más futuro en todo el continente (o inclusive, en el mundo).

Somos NidoAzulcrema. La casa de la afición más exigente de la red.

NidoAzulcrema.com 2007 – 2019.