NidoAzulcrema
Andres Ríos del Club América
Si Osvaldito tuvo dos años para mostrarse, yo también quiero.

Sí, el América hizo un “bombazo” con la contratación del delantero Oribe Peralta, pero también abre una interrogación, sobre todo recordando la poca contundencia que mostró el equipo en el Clausura 2014: ¿deben contratar a otro atacante o confiar en lo que tiene?

Se dice que tras el Mundial Raúl Jiménez se iría a Europa, por lo que “El Hermoso” se quedaría seguro como uno de los atacantes azulcremas. Pero ¿quién será el segundo? ¿Luis Gabriel Rey o Andrés Ríos?

Para todos fue claro que el colombiano nacionalizado mexicano pasó muchas veces de noche por diferentes partidos, por lo que para mí ya no debería ser el titular. Eso dejaría al argentino, aunque tampoco tuvo un destacado Clausura 2014 al pasar el mayor tiempo en la banca.

Ríos, que anotó dos goles en 391 minutos que jugó en el torneo, llegó hace seis meses a Coapa y es verdad que tuvo poco tiempo para adaptarse, por lo que, en teoría, con un tiempo de descanso y una buena pretemporada no tendría pretextos para ser el referente extranjero en la delantera.

Hay muchos casos de jugadores que en su segundo torneo, o incluso tras su primer año, levantan mucho su nivel. Por ejemplo está Claudio “Piojo” López, quien en su primera temporada anotó sólo 4 goles, pero en la segunda logró destacar e incluso marcó dos goles en la Final ante los Tecos.

Claro, éste es un jugador de nivel mundial, pero el punto que hasta con toda su clase batalló en su primer semestre como americanista. Caso muy similar de Iván Zamorano.

También hay infinidad de ejemplos de jugadores que pese a todo nunca pudieron consagrarse y se fueron por la puerta de atrás. Osvaldo Vizcarrondo, Nelson “Pipino” Cuevas, Matías Vuoso, entre muchos otros, se me vienen a la mente.

Entonces, ¿merece Ríos otra oportunidad?

Sí por lo que ya mencionamos, pero no porque en caso de que no levante el ataque del América será de nuevo muy limitado y podría sufrir el equipo un retroceso de hasta un año. Como sabemos, contratar en diciembre y que el jugador rinda de inmediato es muy difícil.

Yo me inclino por la segunda opción. El América debe buscar un delantero contundente.

También quien quiera que sean los atacantes americanistas necesitarán de otro volante o creativo que les dé balones, es decir, un refuerzo más (el cual se requiere con urgencia), pero este atacante también debe tener la capacidad de crearse sus propios espacios cuando sea necesario, algo que no sucede con lo que hay en Coapa.

Es mejor empezar un proyecto desde ahora que hay tiempo para trabajarlo que arriesgarse a esperar que ahora sí funcione.

En caso de que se quede, espero me calle y me vea obligado a escribir sobre su capacidad de convertirse en una figura del América.

¿Ustedes qué opinan? ¿Debe dársele la oportunidad a Ríos? ¿Otra a Rey? ¿a un canterano? o ¿contratar a otro atacante?