NidoAzulcrema

Historias del Club América

Por los Meniscos

Matías_Marchesini

Para el Invierno 2000, gracias a un convenio de colaboración firmado en 1997 por Televisa y el Boca Juniors, arribaron a Coapa dos canteranos xeneizes, el defensor Matías Marchesini y el también zaguero Matías Chávez. Ambos jugadores estuvieron a prueba con el América y el primero, Marchesini, había asegurado su permanencia con las Águilas. Lamentablemente para él, una lesión en los meniscos en una rodilla le complicó el panorama y terminó regresándose con su compatriota a tierras argentinas.

El Equipo de…

hinchada_boca

Durante el juego de ida de la semifinal de la Copa Libertadores 2000, cuando las Águilas del América ya caían 3-0 ante el Boca Juniors, los hinchas del equipo bonaerense, que habían abarrotado las tribunas de La Bombonera, comenzaron a cantar en tono de mofa al equipo azulcrema lo siguiente: “Boronbombón, Boronbombón, es el equipo de Don Ramón”. Lo anterior en alusión al programa del “Chavo del 8”, altamente visto en tierras argentinas, y que por alguna razón en ese momento consideraban que era un insulto hacia los americanistas.

Ángel

cuauhtemoc_blanco

Cuauhtémoc Blanco fue descubierto por un agente de escauteo de las Águilas de nombre Ángel Coca González cuando Blanco ganó el Torneo Benito Juárez como parte del equipo del Distrito Federal. González entonces llevó a la joven promesa al programa de desarrollo del Club América con los resultados conocidos por todos.

Registrado

luis_roberto_alves

En 2003, y como agradecimiento al máximo goleador de la historia azulcrema, la directiva americanista no sólo le hizo un homenaje a Luis Roberto Alves, mejor conocido como Zague, ante el Barcelona de España en octubre de dicho año, sino que lo registró como jugador del primer equipo con el número 21 en el Apertura 2003. Obviamente Zague no jugó un solo minuto pero fue parte de ese equipo.

Pájaro

claudio_cannigia

Con Jorge Solari en el banquillo azulcrema, las Águilas del América buscaron llenar su cuota de extranjeros para el Verano 1997 con la contratación del delantero, y astro argentino, Claudio Caniggia. Sin embargo, la carta tasada en casi ocho millones de dólares fue uno de los impedimentos para que el llamado Pájaro llegara al América como refuerzo de lujo.