GUARDIANES 2021: QUINTA BAJA OFICIAL

No fue Sergio Díaz ni Roger Martínez el sacrificado, el que terminó saliendo por la puerta de atrás fue Andrés Ibargüen. Tan triste ha sido su adiós que lo anunciaron justo cuando las Águilas jugaban contra el Santos, curiosamente, su próximo destino.

Tras tres jornadas Solari fue claro, necesita un 8 y ni Díaz ni Ibargüen servían para sus planes, lamentablemente el tiempo no perdonó y no alcanzó para mucho. Los registros cierran este domingo a las 23:59 horas y no sabemos si América ha dejado a alguien en depósito, pero sí lograron, al menos, deshacerse de uno de los petardos que ahora sobran en Coapa.

Mucho se habló que los Azulcremas buscaban prestar al colombiano, considerando que quedaba un año de contrato, sin embargo, Ibargüen no dejó de pensar sólo en él y en el jugoso salario que inexplicablemente ganaba, buscando permanecer en Coapa sí o sí, a pesar de que por un momento se ofreció que América pagara la mitad de su salario para que saliera a la Comarca.

Pero no, la directiva americanista se cansó del jueguito de Ibargüen y prefirió perder dólares que seguir aguantándolo. El contrato fue rescindido y seguramente, con el poco tiempo que quedaba para el cierre de registros en el mundo futbolístico, tuvo que aceptar la oferta de Santos, que sin dudas no será con lo que pudo ganar mensualmente si hubiera aceptado el préstamo.

El Gitano llegó a las Águilas para el Clausura 2017, tuvo alrededor de 100 apariciones como Azulcrema donde sumó 13 goles y 8 asistencias. Un saldo muy pobre. Que bueno que ya no estorbará más.

Related Posts