CALIFICACIONES CV: Club América (4-2) Pachuca

Otra vez el maldito Pachuca. Nuestro némesis, nuestro anti-cristo, nuestro infierno. Una serie de liguilla ante Pachuca es, como dirían los nórdicos, el Ragnarok: el fin de todas las cosas.

Se consumó el primer fracaso en la era Solari. América no puede quedar eliminado en una ronda temprana de liguilla bajo ninguna circunstancia. Pero no solo es Santiago el que fracasa, si no toda la institución porque como ya lo he manifestado, los DTs no mueven dentro cuál marionetas a los jugadores con hilos desde la banca.

Lo triste es que lo perdimos nosotros. Demasiados errores individuales nos costaron la serie. El duelo de vuelta fue una montaña rusa de emociones. Desde el lapidario gol de Romario Ibarra hasta el ultragolazo de Roger y la pintura de Leo Suárez. Hacía tiempo no me gastaba la garganta tanto como en este partido.

Al final, detesto hacer esto, pero no me resta más que señalar a Brunopenales como el causante directo de esta derrota. La tarea ya estaba hecha y una estupidez nos apagó la luz. La realidad es que el paraguayo no ha regresado de buena manera tras medio año detenido y costó carísimo.

Una parte de mí, quedó en paz por la manera en que todos lucharon mientras que los últimos torneos moríamos sin sangre en las venas. Pero duele, duele y fastidia perder contra un equipo odioso como Tuzos porque al América, nadie tendría que tomarle la medida y nosotros hemos resultado el hijo predilecto de ellos.

Más allá de las carencias de muchos, el equipo se brindó, se dejó el alma en la cancha. Quizá por televisión no se aprecia igual, pero el Azteca hirvió como el Coloso que es y los muchachos se sintieron respaldados, todos y cada uno de ellos. Lastimosamente, la desesperación de Bruno culminó en pena máxima que fue el último clavo a nuestro ataúd.

Así pues, un torneo del que pensamos que iba a ser el entrenamiento de Solari, fue tan bueno por lapsos, que volvió a ilusionar y nos hizo soñar en que la 14 no estaba tan lejos como pensábamos. La realidad es que tras el juego de Olimpia, el equipo empezó en una curva ligeramente descendente y ya no se pudo recuperar. El 3-1 en la ida fue una losa durísima y en la vuelta hubo que apostar por el ADN azulcrema que estuvo a punto de salvarnos pero no hubo marcha atrás.

Cierro esta nota intentando promover que dejemos la falacia de que somos un equipo de remontadas. Lo hicimos un par de veces, pero de unos años a la fecha no remontamos nada. Tenemos que aprender a jugar liguillas completas. Es cansino llegar con desventaja a la vuelta porque lo normal es que nos echen mas allá de lo emocionante que pueda ser.

CALIFICACIONES

Guillermo Ochoa

Guillermo Ochoa

REGULAR

En esta serie tuvo la suerte de que las escasas llegadas terminaron dentro. Poco que hacer en el cruzado de Ibarra y en el penal ojalá hubiera aguantado un poco, pero la realidad es que es complicado detener un penal cuando el delantero tiene ventaja y el arquero está listo para el fusilamiento.

Jorge Sánchez

Jorge Sánchez

REGULAR

Abucheado desde que dieron la alineación y de juego atrabancadón por momentos, pero intentó ir al frente y preocupar al rival. Tuvo pasajes interesantes y no fue causante de jugadas en contra.

Bruno Valdez

Bruno Valdez

MUY MAL

Siempre he sido fan de Bruno y por eso me cuesta que los pocos jugadores importantes que tenemos tiren todo por la borda. Seguro no dormirá varios días arrepintiéndose de poner esa mano. Es la misma historia en todas las malditas liguillas, son las manotas las que nos están liquidando. Ese penal no dejó al América acomodarse para la contra y fulminar a Pachuca, les regresó la vida en menos de cinco minutos. Tú no, Bruno…

Sebastián Cáceres

Sebastián Cáceres

BIEN

Juegazo del charrúa, se multiplicó por doquier, chocó con todos los que tenía que chocar y estuvo defendiendo por todo el campo. Debemos seguir puliéndole, pero es un buen central, con futuro importante.

Luis Fuentes

Luis Fuentes

BIEN

¡Qué gol! De verdad que fue brutal, me dejé la garganta en ese tanto porque fue un tanto anímico, era el que avisaba a Pachuca que íbamos por ellos, que hoy no se saldrían con la suya, y además, fue un gol bestial. Al final, veterano y todo, nuestro defensor más fiable. Gracias, Lucho.

Santiago Naveda

Santiago Naveda

BIEN

Bien el chamaco, no le tembló el escenario y la verdad que se batió a duelo, chocó, busco ser salida y logró que nadie extrañara a Aquino. Es otro al que tenemos que pulir y cuidar mucho.

Richard Sánchez

Richard Sánchez

BIEN

El Cachorro recuperó la memoria y se brindó al centro del campo. En realidad estuvo por todos lados, fue quien cobró la mayoría de tiros indirectos aunque sus disparos estuvieron demasiado débiles. Es un tipo que se brindó y se dejó todo lo que tenía.

Roger Martínez

Roger Martínez

MUY BIEN

Un pistolero. Su mejor partido como azulcrema. Dos tantos, una asistencia y le cometieron la falta que terminó en la comba bestial de Leo Suárez. Hizo todo lo que estuvo en su poder para clasificarnos y lo había logrado, pero Bruno lo tiró por la borda. Qué crack, Roger. Que así sea de ahora en adelante.

Álvaro Fidalgo

Álvaro Fidalgo

BIEN

Es el único de los ofensivos que realmente regresa a terreno propio para intentar salir jugando. Es un tipo que tiene un sacrificio inmenso y que siempre es opción para recibir, pero todavía le falta pegada. Por la posición que juega, debiera involucrarse más en finalización de jugadas, pero aún no lo consigue. Quizá deberíamos dejar de considerarle un volante ofensivo para convertirlo en algo mas mixto tipo Richard Sánchez o simplemente, un centrocampista.

Mauro Láinez

Mauro Láinez

BIEN

Le falta mayor explosión. Tira mucha finta y gambeta cuando en realidad podría dejar jugadores en el camino por velocidad. Mandó varios centros pero ninguno conectó con los atacantes. También recuperó la memoria en tareas defensivas pero por su posición, tendría que ser más determinante como generador de fútbol ofensivo.

Henry Martín

Henry Martín

REGULAR

Hacemos muchos goles, pero no precisamente enviando centros a los delanteros. Está de moda reventar a Henry por todo, pero intenta recordar qué balón le pusieron para que pudiese probar. Siempre de espaldas al arco contrario y en medio de dos rivales. Así es complicado y por eso salió. Hoy día, ni Erling Haaland haría goles acá porque nadie habilita a los atacantes.

SUSTITUCIONES

Sebastián Córdova

Sebastián Córdova

MAL

Un regreso esperado, pero quedó claro que estar parado mes y medio afecta. Tocó poco la esférica y por ahí tuvo una de cabeza donde con mayor ritmo, seguro le entraba con más determinación.

Leonardo Suárez

Leonardo Suárez

BIEN

En noche de golazos, mandó una descarga descomunal contra Ustari. Impresionante lo de Leo. No recuerdo un gol similar desde que sigo al América. Intentó mandar centros pero no logró conectar con nadie.

Federico Viñas

Federico Viñas

REGULAR

Cero chances y se tuvo que salir del área para medio tocar la esférica. Juzguemos a los delanteros con dureza cuando se estén comiendo goles, pero es que los tipos piden una y nadie se las da.

Emanuel Aguilera

Emanuel Aguilera

REGULAR

Un movimiento ya desesperado en la recta final para ver si ganaba un cabezazo o algo, pero naturalmente que no iba a suceder.

COMENTARIO FINAL

Un final triste e inmerecido para el proyecto de Solari. A lo largo del semestre hicimos notar en diversos espacios que estaba haciendo magia, sacándole agua a las piedras. Sé que muchos en los medios deportivos se morían por decir que Solari fracasó, pero Santiago no metió las manotas en una jugada ridícula.

Tan esto es de los jugadores, que es imposible que Solari le haya dicho a Roger: vos capo, entrás, marcás dos tantos, asistís a Lainez y provocás un tiro libre para que Leo la clave al ángulo. Solari propuso una idea, los muchachos la compraron y trataron de ejecutarla a lo largo del semestre. Pero al final, esto lo definen los que juegan, ellos con su inventiva, aciertos y errores.

No estoy diciendo que Santiago es el entrenador perfecto. Como todos aquí, incluso tú que lees esto, hay cosas que podemos controlar y cosas que salen de nuestras manos. Solari ha controlado todo el tema de trabajo, planeación y confianza en los muchachos. Lo que pase dentro ya no está en sus manos. Ni es mérito suyo la inspiración de Roger (mas allá de la confianza brindada) ni es culpa suya el error de Bruno. El fútbol es así, al ser un deporte de conjunto, todos dependen de todos.

Ahora toca al otro Santiago, a Baños, si es que sigue aquí, darle las herramientas que pida el DT (que se rumora son un central y un lateral) para poder juzgar con mayor severidad.

Esto es un fracaso absoluto, pero lo es porque se logró revivir un equipo que estaba desahuciado hace cinco meses y de verdad que en algún momento nos hizo soñar.

Gracias a Solari y los muchachos por brindarse, pero queda claro, clarísimo, que necesitamos refuerzos en todos lados. Gracias a ti por seguir nuestras publicaciones a lo largo de este semestre que en general, se ha disfrutado. Tuvo un final amargo, pero nuestro equipo nos volvió a importar de verdad. Toca seguir con el fastidio y el dolor unos días más, pero acá seguiremos.

P.D. No habrá podcast de este partido porque ninguno del Staff que tuvimos la fortuna de poder asistir a la cancha tiene garganta. Volvemos a mediados de la semana con un episodio para despedir la temporada 3 del NidoPodcast.

Related Posts