NidoAzulcrema
Duro tropezón

El América femenil desorientado apareció muy temprano en el torneo. Un gol en el primer tiempo más las rotaciones desafortunadas acabaron con el invicto de las pupilas de Leonardo Cuéllar ante poco más de 400 personas en la Cancha Centenario en Coapa.

Alineación

Portería:
24. J. Gutiérrez

Defensa:
14. M. Rodríguez, 25. Jana Gutiérrez, 6. M. Valera, 5. X. Ríos

Medio campo:
2. A. González, 3. M. Díaz, 18. C. Cuevas, 11. M. Hernández

Delantera:
8. E. Verdugo, 9. L. Cuevas

Cambios

40’: Entró Daniela Espinoza, salió Alondra González.
55’: Entró Diana González, salió Marylin Díaz.
69’: Entró Julieta Peralta, salió Lucero Cuevas.

Asistencia

420 aficionados

PRIMER TIEMPO

Poco hay que rescatar de la primera mitad. Desde que se dio a conocer la alineación y posición de las jugadoras, se vinieron abajo las expectativas de una nueva victoria. Si a esto le sumábamos que Pumas se defiende muy bien (pero ataca poco), se antojaba un partido difícil. Nadie entendió por qué Cuéllar hizo tantos movimientos de un partido a otro. Ni siquiera los comentaristas en la transmisión.

La ley del ex no pudo faltar en la liga femenil. Edna Santamaría vacunó a las de Coapa en una jugada donde Marcela Valera jamás pudo alcanzarla. Ante la salida de Jaidy, la jugadora puma alcanzó a puntear el balón por su costado izquierdo.

Los cambios precipitados de Cuéllar volvieron y al minuto 40 decidió que era momento de revolver más las piezas. Sacar a tu volante por derecha para meter una delantera. Poco funcionó.

SEGUNDO TIEMPO

América con más ganas pero el orden defensivo de Pumas se mantuvo. Fue ahí donde la presión del tiempo más el desacomodo del parado táctico destruyeron el partido. Si bien hubo más remates al arco y algunos desbordes azulcremas, en realidad todo fue tibio y la esperanza de empatar se diluyó antes del 80’.

Con esto el América sufrió su primera derrota del torneo y la primera ante las del Pedregal en la liga femenil. La goleadora Cuevas sigue sin aparecer y aunque pueda perder el título de goleo, si no anda, es mejor dejar que juegue alguien conectada.

COMENTARIO FINAL

Podemos apuntar algunos de los ya llamados cambios desafortunados en las rotaciones Cuéllar®: Luego del viaje con la sub 20, volvieron Daniela Espinoza y Montse Hernández. Dos buenas jugadoras pero no estaban acopladas a lo que venía trabajando el América. En el afán de que jueguen, se sacrificó a Julieta Peralta. La contención natural, Zulma, cedió su lujar para Casandra Cuevas, una delantera que se perdió en una zona que no es la suya.

Luego, se le ocurrió descansar a la capitana Estefanía Fuentes para darle minutos a Jana Gutiérrez, seleccionada sub 15 quien hasta el torneo pasado jugó algunos minutos de lateral pero hoy salió de central.

Y en el primer cambio del juego, ingresó otra delantera cuando la lógica nos decía que sólo había que meter a Citlali Hernández a la contención para subir a Casandra a la delantera y poner a Verdugo de volante por derecha.

Este tipo de cosas son las que no permiten ver con claridad al América como un aspirante al título. Se pueden dar torneos de grandes récords, pero en partidos importantes Leonardo Cuéllar nos sorprende con rotaciones ilógicas. Lo mismo fue hace un año contra Guadalajara en las semifinales y se repitió ante Tigres también en semifinales.

Próximo partido J7

Se visita a Veracruz el lunes 27 de agosto a las 18:00 horas, equipo que viene de vencer a Lobas BUAP como visitante. Por esta jornada el América no dejará alguno de los primeros dos lugares del grupo pero no se puede repetir un planteamiento tan desordenado.